Personal de administración y servicios

Más incentivos para optimizar recursos y mejorar las condiciones de trabajo

La recuperación de la Comisión de PAS delegada del Consejo de Gobierno, desactivada durante los últimos años, ha abierto un nuevo espacio de diálogo entre los distintos centros que ha permitido abordar el nuevo papel, sin duda fundamental, que ha de desempeñar el personal de administración y servicios en la UAM. Desde el Decanato de la Facultad de Filosofía y Letras queremos seguir aportando nuestra voz para mejorar la situación de todos nuestros trabajadores y trabajadoras y optimizar su contribución al buen funcionamiento de nuestro centro. Para ello, apostamos por una comunicación fluida con nuestro colectivo a todos los niveles, que nos permita hacer nuestras sus necesidades y consensuar medidas para la mejora de sus condiciones de trabajo que redundarán en beneficio de la Facultad.

El desarrollo de un Plan de actividades del PAS propio de la Facultad de Filosofía y Letras se hace necesario para obtener el registro de todas las tareas y procesos administrativos que se llevan a cabo e identificar las nuevas necesidades de nuestro centro. La progresiva implantación del Plan de Transformación digital de las administraciones públicas (Estrategia TIC 2015-2020) y las nuevas formas de gestión académica derivadas de las exigencias del EEES (procesos de verificación, de seguimiento de la calidad y acreditación de los títulos, etc.) han transformado sustancialmente las tareas que debe realizar buena parte de nuestro personal de administración, a menudo en coordinación con el PDI. Nuestra Facultad en su conjunto ha realizado un importante esfuerzo de adaptación a este nuevo entorno, sin coste adicional alguno y sin renovar su estructura, en particular con la implantación de la administración electrónica y el sistema de información pública sustentado principalmente en la web de la Facultad. Pero es necesario establecer el inventario de todas las tareas que competen a nuestro personal de administración, con el fin de identificar las necesidades de la Facultad y promover la consolidación de los puestos temporales y, en su caso, la creación de nuevos puestos de trabajo.

Durante los años de crisis económica, se han promovido contratos temporales en determinados puestos de nuestra administración para la incorporación de nuevas tareas y el refuerzo de algunas áreas. A pesar de haber mostrado sobradamente su capacidad para el desempeño de su trabajo, a día de hoy, estas personas mantienen un contrato eventual e insuficientemente remunerado y sus plazas no están consolidadas en la plantilla de la universidad. La estabilización de los trabajadores y trabajadoras temporales junto con la revisión salarial de los puestos más desfavorecidos constituyen una línea prioritaria de las acciones que este equipo se propone emprender en coordinación con el Administrador Gerente de nuestra Facultad.

La revisión salarial de las retribuciones del PAS constituye una cuestión pendiente, postergada durante los tiempos de recortes, que es necesario abordar a corto o medio plazo. También es necesario defender la asignación de complementos específicos a los cargos de mayor responsabilidad, que se ajusten a las particularidades de la gestión administrativa que se lleva a cabo en la Facultad, en su dimensión real y en su complejidad organizativa, tomando en cuenta el número de titulaciones que ofertamos y el número total de estudiantes que cursan estos estudios.

En comparación con otras universidades de nuestro entorno, la UAM presenta un número bajo de trabajadores de administración y servicios. El Plan de Actividades del PAS constituirá una herramienta indispensable para poner en evidencia las necesidades que han surgido en los últimos años, así como para definir nuevas funciones y responsabilidades que podrán dar lugar a la creación de nuevos puestos de trabajo, vinculados a incentivos salariales, y facilitarán la promoción interna de nuestro personal.

A diferencia de la carrera académica del PDI, el sistema de promoción en la carrera del PAS resulta demasiado rígido y poco incentivador. Desde hace años, los procesos de estabilización y promoción se vienen realizando por la vía del concurso u oposición y están sujetos a las restricciones sobre la oferta de empleo público determinadas en las correspondientes leyes de presupuestos (estatal y autonómico). Sin embargo, la vía complementaria de la progresión interna por niveles está paralizada en nuestra universidad. La revisión del margen en los niveles y el desarrollo de más niveles intermedios como vía de promoción real que reconozca la antigüedad, la capacidad y el mérito y establezca los incentivos necesarios en términos de complementos específicos aparejados a cada nivel, sin duda facilitaría una mayor motivación de nuestro colectivo en su quehacer diario, que redundará en un beneficio general para la Facultad.

El entorno transformado de la gestión universitaria sin duda requiere una gran capacidad de adaptación para la incorporación de nuevas tareas mediante la reorganización flexible de los recursos existentes. Para ello, impulsaremos la creación de una Comisión interna de PAS, con representación de todos los agentes, que se encargará de estudiar y proponer estructuras organizativas más flexibles, que faciliten una distribución más eficiente de las funciones y promuevan el trabajo en equipo y la coordinación de actividades en las distintas áreas de la administración y en la gestión de los departamentos.

El nuevo tipo de gestión por procesos y objetivos constituye una buena oportunidad para implantar formas de trabajo más cooperativas y flexibles, que faciliten la conciliación de la vida personal, laboral y familiar, especialmente cuando se den problemas domésticos por atención a niños, enfermos o ancianos. Pero también es necesario facilitar la motivación de nuestro personal en el cumplimiento de los objetivos fijados, especialmente durante los periodos de mayor actividad. Teniendo en cuenta la evolución de la carga de trabajo a lo largo del curso académico, en los momentos de mayor actividad administrativa se podrán aplicar mecanismos para incentivar el rendimiento y la productividad de nuestro personal mediante complementos retributivos ocasionales en aquellas áreas o puestos que así lo requieran.

En el nuevo contexto de la administración electrónica, ante la previsible implantación de otros recursos de esta índole (firma electrónica, expediente electrónico, archivo electrónico, et.), se hace necesario poner en marcha programas de desarrollo profesional del PAS mediante un sistema de formación continua de la Facultad de Filosofía y Letras, adaptado a las actividades y procesos que estamos desarrollando. El apoyo de nuestro Centro a la formación continua de su personal de administración deberá traducirse en la valoración de estas actividades como indicadores de mérito de cara a eventuales promociones.

La participación del personal de administración en las Comisiones, Juntas y Consejos, resulta de especial relevancia en un momento en que la gobernanza de las universidades públicas se enfrenta a nuevos desafíos que requieren la plena la cooperación de todos sus estamentos, a todos los niveles. Siendo la universidad una institución democrática de la que todos formamos parte, la participación del PAS en la toma de decisiones resulta imprescindible y su voz tiene que hacerse oír. Ante la complejidad administrativa del nuevo modelo de universidad, su aportación desde la experiencia en la gestión sin duda puede contribuir al mejor funcionamiento de nuestra Facultad. Se hace por ello necesario facilitar la implicación y la motivación de nuestro personal de administración, mediante el reconocimiento de las tareas de representación en los distintos órganos como parte de su carga de trabajo computable en horas, y la valoración de esas tareas en tanto que indicadores de méritos de cara a las promociones.

En los últimos años, los recortes provocados por la crisis económica han reducido de manera drástica los beneficios y los beneficiarios de la Acción social. Se hace necesario recuperar progresivamente todos los derechos que se han perdido, y aumentar, cuando las leyes lo permitan, los fondos destinados a estas ayudas, con el fin de ampliar progresivamente el número de beneficiarios de la ayuda para el transporte, de reactivar las ayudas de matrícula para familiares de los trabajadores de la UAM y de recuperar los premios de jubilación, atendiendo prioritariamente a los salarios más desfavorecidos y a los méritos desarrollados por el beneficiario.